Mi nombre es MªJosé, y me dedicó a las terapia integral, holística y evolutiva. He ido creciendo en mi desarrollo personal y formándome en técnicas manuales como la osteopatía o quiromasaje, y terapias puramente energéticas. He desarrollado mi propio método en el que combino todo mi aprendizaje, aplicándolo en mis sesiones en función de tus necesidades.

Soy sanadora holística, evolutiva y facilitadora del cambio. Te acompaño para descubrir ese potencial que te ayuda a sanar y evolucionar.  A través de mi trabajo la información te llega a ti directamente, NO PASA POR MI Y YO TE LO DIGO, soy sencillamente una intermediaria en este proceso. Trabajo con el cuerpo físico, emocional, mental subconsciente, energético y espiritual. Tu cuerpo es un todo y se trata de una manera integral.

Realizo limpiezas energéticas, canalizaciones, regresiones y progresiones (vidas paralelas), te facilito la autosanación. En mis sesiones podemos conocer y contactar con el mundo que no vemos, así descubrir tu potencial y saber de donde procedes. Conocernos a nosotros mismos y la energía que somos, y como desenvolvernos en ella.

 

“SIENDO CONSCIENTES DE NUESTRAS ENERGÍAS PODEMOS DESARROLLAR UN GRAN POTENCIAL PARA SANAR Y EVOLUCIONAR, LOGRANDO EL EQUILIBRIO Y PAZ INTERIOR DE MANERA NATURAL Y EFICAZ”

 

Más sobre mí….

Empecé trabajando contratada en empresas y mi vida giraba entorno a ello , no estaba a gusto, y aquello acabó convirtiéndose en un circulo sin salida, me despedían o me despedía yo… Un día tomé la decisión de hacer lo que realmente me gusta y comencé a formarme dedicándome a la parte física de nuestro cuerpo. Osteopatía, Quiromasaje o Auriculoterapia fue con lo que inicié mi andadura en este mundo. Cuando estaba trabajando a nivel físico con mis clientes, tenía la percepción de que veía telepáticamente personas relacionadas con ellas, no entendía nada. Estas visiones eran de familiares, amigos fallecidos, y al principio me asusté y sentí miedo de aquello. Poco a poco fui venciendo ese miedo a que pensaran que estaba loca, y entendí que si me llegaba esa información era porque debía de transmitirla a mis clientes, dándome cuenta de que aquello no causaba ningún problema, al contrario resultaba beneficioso.

En una de mis sesiones, al principio de saber que podía disponer de esa información, una clienta me dijo que su padre había fallecido hacia dos semanas. Contacte con ella y vi un hombre rubio con bigote, con el que tenia una comunicación muy fuerte. Le pregunté a la chica y me dijo que su padre era moreno. Yo pensé que había metido la pata, y continué con el masaje, y continuaba viniéndome  la idea de “el bigotes” continuamente, y la misma visión. Decidí preguntarle si le decía algo la expresión “el bigotes” y me sentí muy bien cuando me dijo que era el mote de su abuelo, que era rubio y con bigote. En ese momento mi EGO había dado por supuesto que ese hombre rubio y con bigote era su padre….pero no. Esta vivencia y muchas más a lo largo de mi vida como sanadora me han llevado a comprender y aprender que NO HAY QUE DAR NADA POR SUPUESTO.

Ahora entiendo porque me despedían o me despedía yo……