Os voy a contar algunas de las experiencias vividas en todo este tiempo que me dedico a la sanación. Es la forma de daros a conocer que estos métodos funcionan, que las personas mejoran y cambian su vida.

Quiero empezar con mis vivencias personales, que me han ayudado a evolucionar a nivel espiritual y descubrir aspectos de mi misma que desconocía. Gracias sobre todo a la ayuda de mis guías, que a través de las canalizaciones me han hecho ver que algo andaba funcionando mal:

– “Hace un tiempo me salió un bulto en el pecho, fui al médico y me diagnosticaron cáncer de mama. Me informaron del protocolo a seguir, intervención quirúrgica para quitar el pecho y los ganglios de las axilas, medicación química,… Me negué a seguir este tratamiento y comencé con mi propio protocolo de sanación. Asumí la responsabilidad de que en mi salud yo iba a tomar las decisiones sin otorgar ese poder a los demás. Pensé ” el poder lo tengo yo, yo decido cual es mi terapia o terapias”. Todo esto es fácil de escribir pero no tanto de hacerlo, decir no a la medicina convencional es como salir de la matrix, que intenta por todos los medios atraparte. Tu familia y amigos no logran entenderte, incluso no te apoyan, también imagino que por sus miedos. Incluso los médicos me dicen que la única terapia que funciona es la suya”.

Llegue a la conclusión de que cuando aparece una enfermedad o dolor en el sistema físico es antes ya ha pasado por el resto de sistemas (emocional, mental, espiritual y energético) y por ello hay que buscar las causas de los conflictos que hay en estos sistemas. Y a eso me dediqué…

Esta enfermedad me ha dado la oportunidad de trabajar en todos esos planos, revisar todos y cada uno de ellos y averiguar que estaba funcionando mal. A día de hoy me encuentro bien, y ese bulto ha reducido mucho su tamaño.

– Hace años me operaron para extraerme unas gasas que en una intervención anterior me habían dejado dentro de mi cuerpo olvidadas. Quedó un dolor muy fuerte en la zona abdominal y los médicos me dijeron que eran secuelas de la operación y que eso iba a quedar ahí para toda la vida (ya me consideraron una enferma crónica), me recetaron una medicación muy fuerte y me pasaron a la Unidad del Dolor del Hospital. Al cabo de unos meses estando en el Hospital, percibí como una pequeña luz que me hizo ver que los médicos con toda su buena voluntad nunca iban a averiguar de donde procedía la causa del dolor porque estaba en otro plano, otro sistema dentro de mí. Creí en ese mensaje que llegó a mi desde mis guías espirituales, mi alma, mi ser…En ese momento salí del hospital y ya nunca más volví por ese problema. Tarde un tiempo en averiguar de que se trataba, hasta que lo encontré y lo sané. Ya nunca más sentí dolor ni molestia. Si no hubiera confiado en ese mensaje, hoy sería una enferma crónica intoxicada por una medicación fuerte tomada durante años.

Por esta razón, cuando algún paciente me dice “yo tengo una enfermedad crónicade forma automática le digo que yo no creo en eso.

geomteria del alma

 “HAY QUE ROMPER CON LAS ESTRUCTURAS MENTALES, ABRIR TU MENTE Y TU CORAZÓN, PORQUE LAS POSIBILIDADES DE SANACIÓN QUE TE OFRECE EL UNIVERSO SON INFINITAS”.

 

Experiencias con mis pacientes

A lo largo de estos años como sanadora he ido acumulando experiencias de sanación muy satisfactorias, alguna de las cuales quiero compartir:

 Liberación de dolor crónico 

“Mi paciente es una mujer con dolor en el sacro-lumbar desde hace 6 años. Ha ido a traumatólogos, médicos, infiltraciones, medicación, etc. Cuando comienzo la sesión lo primero que veo es que tiene a su hija abortiva en su campo astral. Le pregunto si ha tenido algún aborto y ella contesta que sí (voluntario) hace 6 años”. El problema es que su hija necesita reconocimiento, trabajamos esto y el dolor desapareció.

46-84-large

Liberación Emocional y Espiritual

“Mi paciente es una mujer que aborto involuntariamente hace años. Me cuenta que al conocer el embarazo duda de si tener o no al bebé, ya que su familia no la apoyaba porque era muy joven y tenía que finalizar su carrera, buscar trabajo, etc. Su mente en aquel momento pensaba en abortar, y a los dos meses aborto de manera natural. Aún no se había liberado del sentimiento de culpabilidad, entonces le comenté la posibilidad de ponernos en contacto con su hijo abortivo, y así lo hicimos. Lo primero que nos dijo fue “muchos venimos para no nacer,yo vine para ayudarla pero no lo entendió, y ahora doy gracias por esta oportunidad para explicártelo“. Ella liberó por completo ese sentimiento de culpabilidad que llegaba a atormentarla y entendió el porqué de ese hijo no nacido.

geometria_sagrada_pegatina_redonda

Canalización energética

“Mi paciente es una chica con varios problemas y una situación en la que no avanzaba y que no acaba de sanar ni entender, optó por realizar una canalización. En esta llegó un ser de la 6ª dimensión, diciéndonos que procedía del mismo lugar del que ella era originaria, que le llamáramos Doctor. Comenzó a tocar puntos sobre ella y a activarla, solo ellos son capaces de activarse entre ellos, así lo hizo y la chica comenzó a recibir información”. Esta sesión fue liberadora para ella y comprendió muchas cosas. Desde ese momento ella canaliza información que recibe y que la ayuda día a día.

Al cabo de unos meses me visitó porque estaba pasando una situación difícil (proceso de separación), e hicimos una regresión que nos condujo a una nueva canalización y sanación, ahora nos llevó a otro planeta (dimensión) del que ella es originaria y recibió unos mensajes. Cuando estábamos finalizando la sesión aparecieron cuatro seres enormes que se pusieron en las cuatro esquinas de la habitación. Uno de ellos se aproximó a ella y puso (digamos su oreja) sobre su abdomen. Al momento salió una especie de masa negra, era su tristeza, estos seres le habían quitado su tristeza!!!, y luego le incorporaron un cubo (geometría) en el pecho. A partir de este momento ella empezó a encontrarse mejor y nos dijeron que “40 días”, con lo que interpretamos que cumpliéndose esa cuarentena se iba a encontrar bien. Y así fue”.

Merkaba

Regresión 

“Vino un chico que quería realizar una regresión. En ella tuvo una visión, estaba como en las nubes o en el cielo (algo parecido a lo que conocemos). Veía a seres con capas y comentó que el procedía de ahí, de otra dimensión. Me describió un ser que iba con capa y barba muy larga, que había siete lucecitas (eso era la energía), que sentía el dolor, que a través de sus pies iba subiendo por las piernas (tenía que ver con sus vidas pasadas aquí en la tierra y recordaba la muerte de un hijo suyo).

Yo le pregunté si él tiene el poder de curación, a lo que me contestó que si. Le dije que se sanara el mismo ese dolor y comenzó a hacer gestos con la cara, a mover la nariz y la cejas. Al ratito me dijo que ya había acabado, entonces le pregunte que había hecho. Me contestó que tenía un mensaje para su hija que hacia unos meses que había nacido, y yo le dije que lo expresara. Entonces empezó a hablar con un lenguaje intergaláctico que no conocíamos el significado, se trataba de un mensaje de ser a ser”.